abril 29

“Los sentidos”, de Gui Rosey

«[...]La carpa destinada al sortilegio de las aguas habla de oro ahora que el céfiro de las hadas es el lenguaje de las flores y que la historia del cielo revive en la novela que la lluvia escribe sobre la tierra.

Tristeza irreversible, todos los sentimientos, todos los matices del corazón, pasan por los brazos de la naturaleza. Todas las maldiciones, todas las declaraciones del corazón, pasan por el cerebro de la naturaleza.»