octubre 27

Supiste quién era
antes de que yo empezara a sospecharlo
ahora caminando por lejanas y míticas ciudades
soy tu triunfo

*****************************************

“Cadáver por la palabra persona por la gente”

Por ejercer el miserable pecado de la jactancia
manejo huecas trascendencias
solitarias eternidades
o sea
escribo

por escribir a punto estuve de ser solemne
por escribir pierdo la vida
por mirar a esta gente descuento mis culpas

lejos de falsas jerarquías que engendran peste
a punto estuve de integrar una secta
ave de rapiña de voz de todos

no entenderé el mundo más que lo entendido por todos
no olvidaré en el final el principio
no creeré en el signo sobre los otros
menos en la luz única sobre mí

para que mi vida se cumpla
pierdo el tiempo en confidencias
para escapar al desierto de los elegidos
borraré toda arista que me distinga
para que mi lucha no sea legítimo derecho de soberbia
sólo reconoceré la voz de los que nunca llegarán
a cumbres de lucidez
torres de talento
verdugos de los demás
ceniza de vidas menores
escribo

no me otorgaré la redención

*************************************

La única falacia es la poesía
la única realidad
son los poetas
la única realidad son los otros poetas
el yo poético deja
las caídas por hartazgo o vino o tristezas de lejanía
para su sombra
el yo que escribe

************************************

“Foto de cumpleaños”

esa mano de mi amigo en mi hombro
la sonrisa de los años juntos
alguien cerrará una puerta
pero yo los he dejado sonrientes
sentados eternamente frente a esa mesa

**********************************

tal vez las fotos sacan el alma
como los hijos la belleza o miseria de los padres
y yo debo ser esa mujer sonriente junto a vos
en paz con su destino

Buenos Aires, Libros de Tierra Firme, 1989
Recopilado en La ley tu ley, Buenos Aires, Adriana Hidalgo Editora, 2000