enero 28

Osado por astral, por satélite, por imposible.
Porque quiero que estires tu sombra mortal,
hasta sangrar ansias de luna por los cuatro costados.
Sólo en la nívea concepción del lazo lunar
que nos increpa a la unión en la distancia,
puedo dejarte estos excesos de humanidad.
El fuego cruzado y vencido de los límites,
el camino fragante hacia la libertad
y el alivio crepitante de la angustia hecha brasas.