enero 28

En blandos derroteros de arcoiris
oros y negros se posan hambrientos
Labios voraces, ánforas, salinas.
Garras nacidas de peces socavan
sinuosa la figura del deseo.
Los mares desgranan su canto rojo.
Dedos que esperan, Penélopes inquietos,
doble el viaje afilado de los besos.