enero 28

Es el color que asume la memoria,
la cúspide celeste y arbolada
del barro de mi mente sigilosa,
del hambre de recuerdos que se ensancha.
De gloria tremebunda que patea
se nutre el laberinto de materia,
hirviente selva de rojos y grises
de plomo y lava cubiertos los ojos.